¿Nos hace bien llorar?

llorar

Desahógate, que es bueno llorar, siempre dicen.

Pero ¿Hasta dónde es saludable y normal llorar?, si es que lo es.

Es lo que me he preguntado alguna vez. Cuando veo un llanto que lleva horas y solo se gasta por deshidratación. ¿Es momento y ya es hora de pedir ayuda?

Y me pregunto también si el llorar tiene diferentes etapas en la vida de una persona.

¿Será que con los años la gente tiende a llorar más? ¿O es al revés?

Pues hoy me toca escribir para el blog y me la he pasado llorando un buen rato. Esto no me ha dejado pensar, investigar, ni concluir las ideas de los escritos que ya tengo como borrador. Pues me dije: ¡Hoy toca llanto! Y aquí vienen las palabras fluyendo a borbotones.

Llorar es normal si uno esta en alguna de las 144 etapas del duelo, supongo. ¿Pero hay alguna medida?

¡Y no me digan que no son tantas etapas de duelo, porque voy contando????.

No es que sea yo para nada exagerada!

Sin embargo, para otro día reflexionaremos un poco sobre el duelo.

Ahora me ocupan más otras preguntas, como esta:

Si me siento triste y solo quiero llorar eso lo veo normal. Pero qué pasa si en algún momento yo creo que estoy bien pero no paro de llorar?

Cuando me puse a investigar sobre las lágrimas me encontré algo que no me van a creer:

¡solo los humanos lloramos!

Y pensar que yo tanto creí en lágrimas de cocodrilo. Sepa usted. Pues resulta que existe una conexión neuronal entre el sistema lagrimal y las regiones del cerebro que se encargan de las emociones. Esto hace que el proceso de llorar sea exclusivo a los humanos.

Aunque les confieso que para mí yo había visto perros llorando. Si encuentro evidencia los actualizo, así que tranquilos.

“Llorar es hacer menos profundo el duelo”.

Enrique VI”, Shakespeare
llorar

“A no ser que hayas sido muy, muy afortunado, sabes que una buena y larga sesión de llanto puede hacer que te sientas mejor, incluso aunque tus circunstancias no hayan cambiado en absoluto.

Lemony Snicket

¿Está científicamente comprobado que llorar es bueno para la salud?

Introducción

Como ya es costumbre, decidí investigar a fondo todo lo relacionado con llorar y aquí les traigo las informaciones más relevantes del tema.

¿Qué es llorar y que son las lágrimas?

 Llorar viene del latín plorāre y significa “Derramar lágrimas”. Manar de los ojos un líquido. O Sentir vivamente algo, Según la Real academia de La Lengua Española.

Mientras que las lágrimas son definidas como cada una de las gotas que segrega la glándula lagrimal.

Según el mismo medio.

Ahora bien,

¿Qué es el llanto?

El llanto es una reacción secreto-motora ante eventos o conductas que provocan una expresión tanto a nivel fisiológico como cognitivo y social.

Las redes neuronales que tienen que ver con llorar conectan el sistema límbico del cerebro con la glándula lagrimal. Esto tiene varios componentes que incluyen la actividad muscular, el lloro y la producción abundante de lágrimas.

Llorar involucra sistemas esenciales de respuesta al estrés. Por lo tanto, juega un papel vital para la adaptación y la supervivencia, según nos cuenta este artículo de la revista Clinical Autonomic Research.

En otras palabras, el llanto involucra tanto a las lagrimas como a las emociones.

¿Qué importancia tiene llorar?

Hay muchas investigaciones en curso que pretenden aumentar nuestros conocimientos en cuanto al papel que ejercen las lágrimas y el llanto en la regulación emocional y las interacciones sociales. Según lo que sabemos hasta ahora, desde el punto de vista psicológico se considera muy beneficioso llorar con la finalidad de mejorar la salud mental.

¿Todas las lágrimas son iguales?

El articulo: Por qué lloramos: la verdad sobre las lágrimas nos dice que lloramos tres tipos diferentes de lágrimas. Cada una con una función diferente y fluye de los conductos lagrimales por una razón diferente:

Primero tenemos las Lágrimas basales.

 Estas son las lágrimas que cubren los ojos durante todo el día. No sabía yo que esto se consideraba como lágrimas. Son lagrimas que son distribuidas por la superficie de los ojos a través del parpadeo. Sirven para mejorar la visión, hidratar los ojos y agudizar la vista.

También como barrera protectora, protegiendo los ojos y evitando que entre sucio. Y como si fuera poco también transportan oxígeno y nutrientes a la superficie ocular.

Los componentes de estas lagrimas son: agua (para humedecer), Mucosidad (para repartirlas por la superficie ocular), aceites para la lubricación y para evitar que las lágrimas se evaporen, anticuerpos y proteínas especiales para resistir las infecciones.

En Segundo lugar, están las Lágrimas irritantes.

Son lágrimas que brotan de las glándulas situadas debajo de las cejas cuando pelas cebollas, vomitas o te entra suciedad en los ojos. Se encargan de lavar los ojos y de eliminar las sustancias irritantes para protegerlos.

Por último, tenemos las Lágrimas emocionales.

Estas surgen de emociones fuertes como la empatía, la compasión, el dolor físico, el dolor por apego y las emociones sentimentales. Sirven, de alguna manera, como medio de comunicación de tus emociones a los demás. Las lágrimas emocionales te hacen sentir más vulnerable. Esto puede mejorar tus relaciones ya que llorar suele conectar a las personas, ya sea por pena, amor, pasión u otra emoción fuerte.

Llorar puede hacer que los demás simpaticen y se compadezcan de ti, sientan empatía, pudiendo a veces limar asperezas y suavizar la ira o la emoción desagradable que provocó las lágrimas en primer lugar. Siempre y cuando, claro, la persona con quien compartas las lagrimas no sufra de bloqueos emocionales y no sea capaz de soportar esta clase de cercanía. De esto nos ocuparemos otro día.

Las lágrimas emocionales contienen hormonas del estrés y analgésicos naturales. Tienen una función terapéutica, ya que «un buen llanto» tiende a hacerte sentir mejor. Este tipo de lágrimas son una parte importante de cualquier proceso de sanación.

La ciencia del llanto

   Beneficios físicos y emocionales del llanto

Llorar es una respuesta natural a un amplio rango de emociones que van desde la tristeza y el dolor extremo y profundo hasta la mayor de las alegrías, gozo y felicidad.

Pero ¿es bueno llorar para la salud?

Desde la antigua Grecia los filósofos y médicos han considerado que sí es beneficioso.

Parece haber algo de verdad en que las lágrimas limpian el alma.

Los pensadores de la época clásica consideraban que las mismas actuaban como un purgante, drenándonos y purificándonos. Coincidiendo con el pensar de los psicólogos de hoy día, quienes entienden que el llanto nos ayuda a liberar el estrés y el dolor emocional.

Llorar es una importante válvula de escape, sobre todo porque reprimir las emociones difíciles puede ser muy perjudicial para la salud.

Los estudios científicos han relacionado la represión de las emociones como forma de enfrentar las situaciones con diversos problemas de salud que van desde la debilitación de sistema inmune hasta enfermedades cardiovasculares e hipertensión, a nivel físico. Así como con enfermedades mentales como el estrés, la ansiedad y la depresión. También se ha demostrado que el llanto fomentando la cercanía, la empatía y la intimidad.

El costo de la represión:

Los costes de la represión: unanálisis sobre la relación entre el afrontamiento represivo y las enfermedades somáticas. Puedes consultar también nuestro articulo de blog: La Enfermedad como Solución, donde abordamos el tema de la enfermedad como una solución que ha buscado nuestro cuerpo a las emociones y situaciones que no hemos querido afrontar de manera consciente.

Más allá de los muchos beneficios sociales y emocionales, derramar lágrimas también ayuda a mantener los ojos sanos, dice Deborah S. Jacobs, profesora adjunta de Oftalmología en la Facultad de Medicina de Harvard. Deborah explica que la córnea o superficie frontal del ojo, hace la misma función que el cristal de un reloj en cuanto que sirve para proteger el globo ocular y debe permanecer despejado y húmedo. Las lágrimas ayudan con ambas funciones e incluso contienen enzimas y anticuerpos que ayudan a combatir las infecciones.

Las lágrimas tienen también componentes inmunitarios. Esto hace que las personas que no las producen sean más propensos a tener problemas de salud, agrega Valerie I. Elmalem, especialista en oculoplastia en el New York Eye and Ear Infirmary de Mount Sinaí, en Nueva York.

Perspectivas culturales y sociales al llorar.

Diferencias de género en el llanto

El articulo: ¿Es bueno llorar? De Harvard Salud Editorial de la Facultad de Medicina de Harvard dice que Los investigadores señalan que, en promedio, las mujeres estadounidenses lloran 3,5 veces al mes, mientras que los hombres lo hacen 1,9 veces.

Me parece muy obvio, pues socialmente, las lágrimas siempre han sido vistas como un signo de debilidad, sobre todo en los hombres, y como una falta de resistencia emocional.

Algunas personas son más propensas a llorar que otras. Para empezar, las mujeres lloran un 60% más que los hombres. Los expertos no saben exactamente por qué.

Yo entiendo que, para empezar, se les permite más hacerlo. Recuerda: Los Hombres No lloran.

 Luego, claro, hay razones fisiológicas, pues suelen tener más testosterona, que podría inhibir el llanto. Y menos prolactina, una hormona que podría favorecer las lágrimas.

Los estudios demuestran que las personas con relaciones de apego seguras se sienten más cómodas mostrando emociones. Cuando se enfrentan a situaciones normales y saludables sienten la libertad de llorar, mientras que aquellas personas con relaciones de apego inseguras puede que lloren en momentos considerados inadecuados. Estudios similares indican que las personas que evitan las relaciones estrechas con los demás son menos propensas a llorar y se esfuerzan más por evitar las lágrimas. Mientras que las personas cuya manera de relacionarse es a través del de apego o dependencia lloran más a menudo que las que tienen relaciones seguras.

¿Por qué puedes llorar sin motivo aparente?

Llorar puede ser normal en determinadas situaciones. Pero si lloras con frecuencia sin motivo, puede ser señal de algo más profundo.

Si notas que lloras todos los días durante actividades normales, es posible que estes teniendo una respuesta depresiva. Otros indicadores, adicionales al llanto, pueden ser sensación de desesperanza, impotencia, tristeza, pérdida de apetito o atracones de comida, problemas para conciliar el sueño, culpa excesiva, o inutilidad.

Es bueno notar que llorar no siempre tiene efectos catárticos.

Depresión:

Si tienes una depresión es probable que sientas menos alivio al llorar, puesto que quizás tengas más sentimientos de impotencia, rabia y frustración que la tristeza que puedas tener.

Quien está deprimido siente que necesita acción y el llorar no impulsa a la acción.

 Un interesante experimento mostró que las personas que lloraban mirando imágenes de vídeo de personas necesitadas eran menos propensas a actuar en concordancia con ello y ofrecerles ayudas económicas.

Otro curioso estudio publicado por la revista Science mostraba como las lágrimas de las mujeres inhibían el deseo sexual en los hombres. Esto se debe, según nos cuenta el artículo, a que se reduce el nivel de testosterona que es la hormona encargada del deseo. Los hombres interpretaban el llanto como un indicador de que no es buen momento para el sexo. Por un lado, las lágrimas producían solidaridad, pero reducían el atractivo sexual.

Sin embargo, también es cierto que muchos hombres aprovechan los momentos vulnerables de las mujeres para conseguir sus favores sexuales. Pero eso es harina para otro costal y un tema que tendremos que explorar luego, si es que lo hacemos.

Desconexión

Otras razones para llorar sin motivo aparente pueden ser, tan simple y complejo como que estes totalmente desconectado de tus emociones. Tan en modo automático que te está pasando de largo lo que estas sintiendo. Así que crees que “estas bien” pero en realidad no lo estas. Solamente no te estas prestando atención a ti misma.

Una causa mucho mas interesante, sin embargo, es que podría darse el caso en que realmente las lágrimas no tengan ningún motivo en ti y estes llorando lagrimas ajenas.

Implicaciones:

Por último, tenemos las implicaciones sistémicas. He hablado un poco de las emociones que viajan con nosotros en el post “Por qué no consigo lo que quiero o merezco”. El caso es que viajan con nosotros a través de nuestro ADN y además de la información genética que nos da forma, toda la información emocional de nuestro clan. Lo que aún no se logró. Si quedó algún dolor que necesita ser liberado o “visto” como le llaman en Constelaciones Sistémicas, es posible que llores las lagrimas pendientes de alguien en tu sistema.

El libro “Este dolor No es Mio” de Mark Wolynn aborda este tema de manera magistral. Este libro dio origen a la afamada serie de NetflixMi Otra Yo”, que estrenará su 2da temporada el próximo 11 de Julio.

Emociones atrapadas:

También puedes llorar porque estes liberando emociones atrapadas en el cuerpo, como me ha estado pasando a mí últimamente luego de que tengo un tiempo haciendo ejercicios somáticos. Esto se trata de, por medio de diversos movimientos, ir liberando todo el dolor que se quedo atrapado en tu cuerpo.

Conclusión

Llorar es bueno, no lo reprimas.

Llorar va a tener siempre más ventajas que desventajas. Ante la duda: llora. Y llora fuerte y llora mucho.

Aun así, recuerda siempre puedes buscar ayuda y no tiene por que vivir los procesos sola y a ciegas.

Tanto si son tus propias lágrimas provenientes de tus propios procesos, como si sientes que no son tuyas, puedes hacerte acompañar para hacerlo mas fluido y llevadero. Empieza aquí Camino de Amor Propio.

Written by

I'm Arlene, the blogger behind "The Self-Love Journey."My path to understanding life has led me to realize life is a mirror that reflects what you hold dear.Thus, a life you love can only come from the love within. Its absence may lead to all sorts of unwanted results and perceived troubles, but its presence has the power to transform your world.Through exploring life's functioning, human consciousness, energy healing, and philosophical and mystical traditions, I'll guide you to uncover and overcome everything keeping you from loving yourself.One of the tools on which I rely in this process is Systemic Family Constellations, a therapeutic approach that helps to reveal hidden dynamics within a family or other social system.Here to lead you to self-love and create a life you love.Nowadays, I am a systemic family constellation practitioner, healer, and trauma student, and I occasionally consider myself a Civil Engineer M.C.M.I'm also a Free-spirit wanderlust, a mystic girl who loves beauty, nature, laughter, books, optimism, and, of course, loves love.

Leave a Reply

Verified by MonsterInsights