Para que sirve subir el nivel de consciencia?

nivel de consciencia

Dejé de dar explicaciones cuando me di cuenta de que la gente sólo entiende desde su nivel de percepción, nivel de educación y nivel de consciencia. No sé quien escribió esta frase, pero más de una vez me sentí identificada, ¿tú no?

Nivel de conciencia es un término usado para describir la capacidad de una persona para darse cuenta de lo que está sucediendo a su alrededor y comprenderlo.

Si logras entender esto, te ahorrarás mucho sufrimiento. No está en ti hacer que otros entiendan algo que está por sobre su nivel de consciencia. Ni siquiera es que se proponen juzgarte, condenarte, culparte, es que así es que entienden el mundo. No lo tomes personal.

No tomes nada personalmente.

2do Acuerdo. Don Miguel Ruiz

Ahora bien, dejemos de lado un rato a los que no te entienden y hablemos de ti. ¿Desde dónde estás tú viviendo? ¿Cómo estás entendiendo o interpretando lo que te ocurre?

El estado de consciencia desde el que vivimos va a determinar la calidad de la vida que llevamos.

Ya va, ¿qué dices?

Pues como lo oyes.

Existen diferentes estados de consciencia, y te va a impresionar lo diferente que es la vida dependiendo desde donde te encuentres. Y a ver, que algunas cosas se nos hacen más fáciles que otras, ¿no? No tenemos el mismo nivel de consciencia para nuestra vida completica, sino que funcionamos con un promedio según los diferentes niveles de consciencia en las diferentes áreas.

¿Pero, como sabemos cual es nuestro nivel de consciencia?

Una forma muy acertada e interesante de explicarlo es la que usa el maestro espiritual Michael Beckwith, fundador de Ágape International.

El divide los estados o etapas de consciencia humana en 4 niveles, que serían el equivalente a nuestro nivel de desarrollo espiritual.

Entender dónde estamos nos puede ayudar a tomar medidas para evolucionar nuestra conciencia al siguiente nivel.

Etapa 1 – Nivel de Consciencia “A mí”

Todo te está sucediendo a ti. Eres la pobre oveja blanca víctima de tus circunstancias y de todos esos maleantes, si te va mal. O mereces todo si te va bien, pero no tienes nada que ver con nada de lo que pasa. No tienes control sobre tu vida ni sobre su curso y, por tanto, tus circunstancias sólo pueden cambiar si un factor externo, otra persona o una situación lo permiten. Casi que necesitas una luz cegadora, un disparo de Nievi…

Tu reacción habitual cuando algo no te gusta o cuando las cosas no salen como quieres es culpar a los demás, a tus padres, a tus circunstancias, a la economía, tu jefe, pareja. Lo que sea siempre y cuando haga que lo que te pasa sea culpa o responsabilidad de otro, a la vez que te libra a ti, o te priva, de poder hacer nada para cambiar las cosas. Hablas y actúas desde la indefensión, impotencia o incapacidad, usando comúnmente frases como: no puedo, no tengo, no me dejan, no es mi culpa, no fui yo.

Estas privado de hacer lo que quieres por culpa de otras personas o las circunstancias externas. A la vez, si esos otros o las cosas cambiaran tu vida sería mejor.

En este estado de consciencia tus sentimientos habituales son de cansancio, infelicidad, impotencia, enojo, soledad y estancamiento.

Como se sale de aquí? Dejando atrás las culpas, sean propias o ajenas. Asumiendo el 100% de responsabilidad en nuestras vidas y tomando decisiones para cambiar lo que haya que cambiar (como un adulto).

Dato interesante:

Cuando actúas desde aquí, actúas como niño. El niño es quien depende de otros para que las cosas pasen en su vida.

Etapa 2 – Nivel de Consciencia “Por mí”

Aquí empiezas a recuperar tu poder. Ya no eres víctima de la vida, y vas aprendiendo que tienes influencia lo que te pasa, las experiencias que vives y la realidad a tu alrededor.

En este nivel pones atención a lo que piensas, sientes y crees. Es posible que descubras el gran rollo que venias formando con tu sistema de creencias del nivel anterior, y empiezas a modificarlo.

Empiezas a sintonizar y alinearte con lo que quieres en la vida, en vez de enfocarte en lo que no funciona.

Creas conscientemente situaciones mas favorables y te diriges hacia una vida con propósito.

Te sientes más empoderada y positiva.

Tu comportamiento habitual aquí es: Hacer afirmaciones positivas, dejar de culpar y quejarte, cambiar tu dialogo interno, establecer metas y objetivos y empezar a dar pasos hacia ellos, hacerte responsable de tus decisiones, alejarte de lo que no te funciona, actuar y pensar más conscientemente.

En esta etapa puede que empieces a meditar.

Tienes una visión de la vida mas amigable y eres mas propensa a soltar y confiar. Forzas menos. Ya no necesitas tener control de todo.

Etapa 3 – Nivel de Consciencia “a través de mí “

Esta etapa surge no sólo de un lugar de plena confianza, sino también cuando algo no va bien en nuestra vida y ya lo hemos intentado todo sin éxito.

Luego de la desesperación, entendemos que no hay nada humanamente posible que podamos hacer para solucionar lo que se ha convertido en imposible.

Ante esta realización, nos detenemos, dejamos ir, nos rendimos.

Es un estado de total rendición. Ahí, permitimos que las cosas fluyan a través de nosotros y en ese momento de rendición, la solución se revela o el cambio se manifiesta. Algunos lo llaman dejar entrar la gracia divina.

Cuando dejamos de forzar y soltamos, es cuando le damos espacio a las infinitas posibilidades de solución que existen; antes detenidas por nosotros mismos que solo veíamos y queríamos una manera posible.

Se trata de quitarnos de nuestro propio camino.

Etapa 4 – Nivel de Consciencia “Como yo”

Cuando alcanzas esta etapa desarrollas una comprensión intelectual de que todos estamos conectados. Tambien te conviertes en Unidad y sientes esa conexión. Sientes compasión por todos los seres vivos y no juzgas ni te apegas a nada. Ya sean personas, cosas o resultados.

Estas en paz y eres libre.

En este estado iluminado, comprendes que nada está mal y nada está bien, aceptas todo como es.

Vemos la vida desde el amor, lo que permite a las cosas transformarse.

Cuando cambias la manera en la que miras las cosas, las cosas que miras cambian.

Wayne Dyer

Conclusión:

Al asumir la responsabilidad de lo que pasa en tu vida te empoderas para crear una vida que sea satisfactoria para ti.

Aprende más aquí:

Camino de Amor Propio

Written by

I'm Arlene, the blogger behind "The Self-Love Journey."My path to understanding life has led me to realize life is a mirror that reflects what you hold dear.Thus, a life you love can only come from the love within. Its absence may lead to all sorts of unwanted results and perceived troubles, but its presence has the power to transform your world.Through exploring life's functioning, human consciousness, energy healing, and philosophical and mystical traditions, I'll guide you to uncover and overcome everything keeping you from loving yourself.One of the tools on which I rely in this process is Systemic Family Constellations, a therapeutic approach that helps to reveal hidden dynamics within a family or other social system.Here to lead you to self-love and create a life you love.Nowadays, I am a systemic family constellation practitioner, healer, and trauma student, and I occasionally consider myself a Civil Engineer M.C.M.I'm also a Free-spirit wanderlust, a mystic girl who loves beauty, nature, laughter, books, optimism, and, of course, loves love.

1 comment / Add your comment below

  1. Wow, 100 % de acuerdo con esto. Cuando tenemos la capacidad de saber en cual estado de conciencia estamos, podemos accionar en consecuencia y ser mas felices y optimista. Me encantó!!!

Leave a Reply

Verified by MonsterInsights